Cómo curar los cólicos o dolores de vientre


¿Suele tener cólicos? Sus dolores de vientre son muy fuertes? Descubra aquí cómo puedes tratar y cómo curar los cólicos. A veces, sin saber cómo ni por qué, tenemos dolores de barriga – cólicos. ¡Son bastante incómodos! Aprenda aquí, de qué forma y cómo puede curar los cólicos.

¿Qué son los cólicos?

Los cólicos, son los dolores que ocurren en los órganos huecos, especialmente el estómago, el intestino y el útero. Es un dolor consecuente de algún disturbio a nivel gastrointestinal o a veces en el caso de las mujeres, debido a la menstruación, causando molestias abdominales, atacando en la mayoría de los casos, a las mujeres, pero también a los hombres.

Causas de los cólicos/dolores de vientre

En la mayoría de los casos, afecta la mayoría de las personas que sufren de depresión, de ansiedad, de estrés y la ansiedad, entre otros. En estos casos, los cólicos suelen venir acompañados de espasmos abdominales y diarrea.

Además de la alimentación, los cólicos o dolores de vientre también aparecen en las mujeres, debido a la menstruación. Durante las primeras fases del ciclo menstrual, el útero se prepara para recibir un posible embarazo. Cuando este embarazo no ocurre, el organismo tiene que liberarse de esa preparación hecha anteriormente. Para que esto suceda, algunas células del útero liberan una sustancia química. Esta sustancia química, va a provocar la contracción del útero, resultando en un fuerte cólico menstrual.

Además de estos casos, los cólicos también ocurren en casos de nervios, ansiedad y estrés.

Cómo tratar y curar los cólicos – Dolores de vientre

En los cólicos o dolores de vientre acompañados de diarrea, existen varias formas de combatir ese dolor. La forma más eficaz, es simplemente evacuar. Sin embargo, esto no siempre es suficiente para aliviar el dolor, y se deben adoptar otras técnicas para controlar el dolor. Para ello se debe mejorar la alimentación, para hacer una alimentación más sana y evitar los alimentos grasos. Es también importante beber bastante agua. La ingestión de agua (alrededor de 2 litros por día), puede ayudar a prevenir los cólicos.

Además, un té de manzanilla, también ayuda a aliviar el dolor provocado por los cólicos. Además de calmar los cólicos intestinales, por ser un té con propiedades calmantes, también ayuda a combatir los cólicos y los dolores de vientre si su causa es debido a estrés o nerviosismo.

Métodos para disminuir el dolor de vientre y curar los cólicos

1. Respiración

– En cólicos no muy dolorosos, a través de una respiración controlada y profunda, se puede aliviar el dolor. Es importante que esté en una posición cómoda cuando intenta controlar el dolor con su respiración.

2. Alimentos y líquidos

– No sobrecargue mucho su estómago con alimentos que aumentan su tiempo de digestión. El más indicado es ingerir alimentos de fácil digestión, principalmente alimentos no sólidos. Evite los productos lácteos, comidas ácidas y grasas. Beba bastantes líquidos, principalmente agua, y evite bebidas alcohólicas, gaseosas o con cafeína.

3. Ejercicios

– Si el problema de los cólicos no es nada muscular, la práctica de algunos ejercicios simples, pueden ayudar a aliviar el dolor de los cólicos. Una simple caminata o ejercicios de abdominales suaves, pueden ayudar a aliviar el dolor (Esto sólo si no son dolores musculares).

– Masajear el área donde siente dolor, también puede ayudar en el alivio.

4. Soluciones Naturales

– La utilización de compresas o bolsas de agua caliente en la espalda, y un paño humedecido en agua fría en la frente, también puede ayudar a aliviar el dolor. Intente controlar la respiración, desviar sus pensamientos del dolor, y si es posible, intente dormirse.

– Si tiene la oportunidad de hacerlo, intente liberar la cantidad de gases que pueden estar acumulados en su interior, causando ese dolor incómodo y esa hinchazón.

– Un baño de inmersión caliente puede ayudar a relajar los músculos y evitar un cólico muscular.

5. Medicamentos para los cólicos o los dolores de vientre

– Algunos medicamentos son indicados para aliviar los cólicos o dolores de vientre. Dependiendo del dolor, dependerá de la eficacia del medicamento.

– Hay medicamentos para ayudar a aliviar los gases y el dolor de los cólicos. Cuando los cólicos están relacionados con la diarrea, otro tipo de medicamentos (como el Imodium), pueden ayudar a controlar la diarrea y aliviar el dolor. Y si el dolor es provocado por exceso de ácido en el estómago, resultando en ardor de estómago, un antiácido ayudará a controlar la situación.

– Es importante saber cuál es la causa del dolor de vientre para saber qué medicamento tomar, porque diferentes medicamentos alivian el dolor de forma diferente.

– Evite aspirina, ibuprofeno, u otros antiinflamatorios, a menos que hayan sido prescritos por su médico, porque este tipo de medicamentos causan algunos dolores de estómago y pueden empeorar el cólico.

– En caso de cólicos menstruales, puede optar por anti-inflamatorios, que ayudan a controlar el dolor.

Cómo prevenir los cólicos

Normalmente, si no son cólicos menstruales, muy posiblemente son cólicos causados ​​por algunos alimentos. Es importante estar atento a qué alimentos come cuando tiene cólicos, pues esto puede indicar alguna intolerancia a algún tipo de alimento que comió.

  • Si puede descubrir qué alimento le causa los cólicos, es aconsejable evitar ese alimento.
  • Normalmente, la leche animal y los productos lácteos, pueden causar algunos cólicos y dolor de estómago si la persona es intolerante a la lactosa. (si sufre de cólicos constantes, experimente cambiar la leche de vaca y alimentos con lactosa por leche sin lactosa o leche vegetal.)
  • Una poca ingestión de líquidos también pueden causar calambres en el estómago y los músculos. En este caso, con la práctica de ejercicio físico, la situación puede agravar.
  • La ingestión de fibras no solubles también puede provocar cólicos.
  • Evite el consumo de productores de gas (bebidas gaseosas, frijoles, alimentos grasos, etc).
  • Evite los nervios y la ansiedad, pues como ya se ha dicho varias veces, nerviosismo, ansiedad y estrés, pueden causar cólicos.