Cómo curar un Esguince – Ruptura del ligamento


¿Siente un fuerte dolor en el pie o en el tobillo? ¿Está hinchado y con algunos hematomas o moretones? ¿Le duele el tobillo?  ¿No puede apoyar el pie en el suelo? ¡Probablemente tiene un esguince!

A pesar de ser más común tener un esguince en el tobillo o en el pie, es posible que el esguince aparezca en las muñecas, rodillas, u otro sitio del cuerpo que tenga ligamentos. ¡Aprenda en este artículo como curar un esguince!

¿Qué es un esguince?

Entre dos huesos hay un ligamento que es una pequeña banda de tejido que une los huesos en una articulación. Cuando hay un esguince hay una lesión traumática de la articulación, con rotura de los ligamentos.

Estas roturas pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo pero es más común ocurrir en las rodillas y tobillos.

Causas de un esguince

Los esguinces ocurren debido a movimientos abruptos, por la mala colocación de los pies o por otro movimiento que cause una mala postura.

Los esguinces más comunes ocurren debido a la mala colocación de los pies, haciendo una torsión de los pies. También hay esguinces en las rodillas y en los dedos, que en general se asocian con lesiones causadas por la práctica de deportes.

Los síntomas de un esguince

Hay 3 tipos diferentes de esguinces, que difieren en la intensidad del dolor que causan. Pueden ser:

Esguince ligero: En este tipo de esguince, el ligamento se estira o desgarra desde una forma leve. El dolor es débil o incluso inexistente, pero con el movimiento el dolor se puede sentir. Dónde está el esguince, es normal que haya inflamación.

Esguinces moderados: En este caso, la unión de las fibras se rompe parcialmente. En el sitio de la lesión, hay un hinchazón o hematoma y dolor constante. Es bastante complicado para mover el miembro afectado.

Esguince grave: Cuando se trata de un esguince grave, los ligamentos están completamente desgarrados. El área afectada está muy doloroso, muy hinchado y con hematomas visibles. Es completamente imposible mover la articulación lesionada.

En los esguinces más simples de ruptura incompleta, los síntomas desaparecen generalmente entre 7 a 10 días. Cuando se trata de una ruptura completa, puede tardar varias semanas en curarse.

Las complicaciones de los esguinces

Una ruptura completa que no se trata adecuadamente, puede significar la distensión del ligamento. En este caso, la articulación se debilitará de forma permanente y com perjuicio de otras lesiones más graves y la posibilidad de aparición de artritis o artrosis unos años más tarde.

¿Cómo Curar un esguince?

Cuando se trata de un esguince leve a moderada debe:

  • Aplicar compresas de hielo, tan pronto como sea posible después de la aparición de los esguinces;
  • El uso de medias de compresión durante 2 a 3 semanas para prevenir la hinchazón;
  • El uso de ungüento anti-inflamatoria en la zona afectada;
  • En caso de dolor más severo, tome un analgésico o antiinflamatorio;
  • Reposo absoluto en la extremidad afectada. Si es necesario, utilice un accesorio (bastón o muleta) para facilitar su movimiento.

Cuando se trata de un esguince grave:

  • Para el tratamiento de un esguince grave, además de la información mencionada anteriormente, es posible que tenga que recurrir a la cirugía.

Algunos consejos para curar un esguince

  • ¡Aplicar hielo tan pronto como sea posible! Puede dejar el hielo aplicado durante unos 10 minutos y volver a colocar en cada hora. (Siempre use hielo envuelto en una toalla o un paño. Nunca aplique el hielo directamente sobre la zona afectada, en contacto con la piel).
  • Si el esguince se produjo en el pie, se aconseja que el pie esté en una posición elevada;
  • Después de 2 días (48 horas), si ya no hay hinchazón, aplique calor a la zona lesionada. Si la hinchazón todavía persistir, siga aplicándose hielo.

¿Cómo prevenir un esguince?

  • Para evitar sufrir un esguince durante la práctica de cualquier deporte, no se olvide de hacer un buen calentamiento;
  • En el caso de las mujeres, se recomienda evitar el uso de zapatos de tacón alto para evitar esguinces;
  • Después de practicar un deporte, debe estirar bien;
  • Si usted ha tenido esguinces en el pasado, es deseable aplicar compresas frías (o hielo) en las áreas que ya han sufrido esguinces, para prevenir la aparición de lesiones en estas áreas.